Aunque en invierno se suelen realizar menos viajes, es frecuente que tengan lugar mayor número de siniestros y víctimas mortales en carretera en esta época del año. La lluvia, la nieve, el viento, la niebla y sobre todo el hielo, son algunos de los peores enemigos de la conducción durante los meses de invierno.

Las heladas propias del invierno representan unos de los factores climatológicos más peligrosos, por esa razón es importante dominar algunas técnicas de conducción si queremos evitar accidentes. Es importante tener en cuenta que los neumáticos convencionales, cuando se exponen a temperaturas por debajo de los 7°, comienzan a perder sus prestaciones. Por esta razón, desde Neumáticos Clavijo recomendamos incorporar neumáticos de invierno en los vehículos que vayan a exponerse a condiciones climatológicas adversas.

CLAVES PARA CONDUCIR CON HIELO

Acondicionar el vehículo: A la hora de conducir con frío o con hielo en las carreteras, lo fundamental es tener el coche acondicionado y preparado para cualquier adversidad. Es aconsejable:

  1. Realizar una revisión del coche para asegurarse de que todo funciona correctamente (batería, nivel de líquidos, neumáticos, frenos, limpiaparabrisas y luces, principalmente).
  2. Valorar si es necesario adquirir unos neumáticos de invierno o unos nuevos en el caso de que los actuales estén desgastados.
  3. Revisar la presión de los neumáticos a lo largo de todo el invierno. El frío suele provocar que la presión de los neumáticos descienda.
  4. Guardar unas cadenas para la nieve en el maletero. Las cadenas están diseñadas para aumentar la tracción de los neumáticos con el fin de que la conducción sobre hielo y nieve sea más segura.

¿Dónde se acumula más hielo?: La presencia de hielo sobre la carretera provoca que los conductores pierdan el control de sus vehículos con mayor facilidad.          Por este motivo es fundamental saber cuáles son las zonas donde suelen formarse placas de hielo (suelen formarse cuando la temperatura exterior no supera los 4°):

  1. Zonas húmedas o en las que no da el sol.
  2. Puentes y pasos elevados
  3. Entradas y salidas de túneles.
  4. Depresiones del asfalto (badenes).

Técnicas para conducir con hielo: Te ofrecemos algunos consejos para mejorar tu conducción ante la presencia de hielo sobre la calzada.

  1. Conduce con suavidad: Baja la velocidad antes de llegar a la placa de hielo, intenta conducir con mucho tacto cuando te encuentres sobre la placa y evita frenar.
  2. Frena con precaución: En el caso de que no te quede más remedio que frenar, hazlo de manera suave, pisando levemente el pedal para reducir la velocidad.
  3. Acelera suavemente: Cuando se conduce con hielo o nieve en la carretera, los neumáticos convencionales pierden prestaciones y tardan más tiempo en adherirse a la carretera. Si aceleras bruscamente, puedes acabar perdiendo el control del coche.
  4. Maneja el volante con suavidad: Si ves que el vehículo se desliza, debes permanecer tranquilo y evitar girar el volante con brusquedad hacia la otra dirección. Actualmente, la mayoría de los coches vienen equipados con control electrónico de estabilidad, ayudando a que el vehículo se mantenga en la trayectoria marcada por el conductor al volante.

NEUMÁTICOS CLAVIJO, ¿QUIÉNES SOMOS?

Neumáticos Clavijo ofrece el más amplio servicio relacionado con el cambio de neumáticos, su reparación y distribución a empresas y especialistas del sector. No solo puedes encontrar sus productos a través de la web, sino en cualquiera de sus talleres, ubicados en Zaragoza, La Puebla de Alfindén, Zuera, Épila o Cuarte de Huerva, encuentra tu taller más cercano pinchando aquí.